O eso afirman varios de sus fans tras hacer cola para hacer de extras en su nueva película. Para la escena de graduación de su primera película como director “Secret Could Not Tell”, Jay necesitaba 400 extras y muchos de sus fans se presentaron en el rodaje para conocer a su estrella de cerca. Y al parecer lo que se les pagaba por cada día de rodaje era la emocionante cantidad de 1 dólar americano (poco menos de un euro).

La mayoría de los fans no se quejaron por que pudieron participar en la película de su ídolo y verle de lejos. Pero en internet ha habido mucha crítica al respecto diciendo que la productora se ha aprovechado de la fama de Jay para conseguir una gran cantidad de extras a un precio mínimo. Así que la culpa se supone que no es enteramente de Jay

Parece que la mala suerte persigue al cantante/actor/director/seguro que algo más, ya que se está estresando con la película, se dice que trabaja unas 17 horas diarias, ha pillado un buen resfriado, y un antiguo dolor de ha reaparecido durante el rodaje…esperemos que se mejore.

Anuncios