La película japonesa Mogari no mori, de Naomi Kawase, ha ganado el Gran Premio en el 60º Festival de Cannes.

La cinta, un estiloso ensayo sobre muerte y religión, transcurre en un bosque con tanto protagonismo como el resto de personajes de la película, interpretados por Machiko Ono y el principiante Shigeki Uda. Ono interpreta a una trabajadora social que vive atormentada por la muerte de su hijo. Para celebrar el cumpleaños de Shigeki, uno de los ancianos que cuida, decide llevarlo a dar un paseo en coche por el campo. Sin embargo, al estropearse el coche, el anciano se interna en un profundo bosque, y Machiko no tendrá más remedio que acompañarlo, durante dos días, hasta el interior del bosque, donde se haya la tumba de su mujer.

Mogari no mori, titulada en inglés The Mourning Forest, es la segunda película de Naomi Kawase (1969) premiada en el festival, tras optar con Shara hace cuatro años y llevarse un premio Cámara de Oro con Moe no suzako en 1997.

Anuncios