El nuevo trabajo de Oxide Pang es un thriller con toques sobrenaturales en el que Aaron Kwok interpreta a Tam, un detective que no se gana demasiado bien la vida. Es por eso que decide aceptar el trabajo de un tal Fatty, quien le pide que encuentre a una mujer que quiere matarlo, dándole una única fotografía como pista. Pronto Tam identifica a la mujer como Sum, una famosa jugadora de Mahjong, sin embargo, cada vez que quiere interrogar a uno de sus compañeros de juego, éste muere poco antes. Una foto medio quemada que encuentra en una escena del crimen será su única pista para tratar de proteger a las siguientes víctimas.

La película se estrenará en Hong Kong el próximo 25 de septiembre.

Anuncios