En Hong Kong intentan volver a atraer a la gente al cine para ver producciones propias, y esta vez lo van a hacer de la forma más bizarra: una película erótica en 3D. Sex and Zen, una de las películas eróticas más famosas de Asia, que creó secuelas rápidamente, y que mando a su protagonista Amy Yip al estrellato inmediato, va a tener continuación.

Producida por Stephen Shiu Jr, hijo del productor de la película original, está dispuesto a seguir los pasos de su padre.

“Imaginate ver las escenas de sexo como si estuvieras sentado al lado de la cama” ha dicho Stephen.

Con la ayuda de unas gafas 3D podremos ser los voyeurs más legales de la historia del cine.

Anuncios