Lo más esperado de Park Chan-wook nos tiene cada vez más enganchados. Thirst, la historia de un cura (Song Kang-ho) que se convierte en vampiro y se convierte en un alma torturada que experimenta la sed de una manera que jamás hubiese imaginado.

Anuncios