Ekin Cheng (StormRiders) ha vuelta a los escenarios con nuevos conciertos. Eso ha sido toda una sorpresa, pues en teoría se había retirado de la música hace tiempo.
Al parecer la causa es que se está arruinando, y todo se debe a su novia Yoyo Mung, quien, según dicen, tiene problemas con el juego. Además la chica también utiliza el dinero de su novio para inversiones de riesgo que no están saliendo muy bien.
Un ejemplo de su adicción que se cuenta en Hong Kong es de cuando Yoyo estaba rodando una serie en Macau hace escasos días, y entre escena y escena, se acercaba a una mesa para jugar y apostar, subiendo las apuestas según iba perdiendo. Ccuando le tocó continuar su escena, se negó a dejar la mesa.
Parece que Ekin lleva tiempo queriendo cortar con ella, pero ella le sigue jurando que dejará el juego. Según sus amigos, es un bonachón, y por eso no se decide a romper la relación.

Anuncios