Decir que Tetsuya Nakashima es uno de nuestros directores fetiches no es ninguna exageración. Desde Kamikaze Girls tenemos la tradición de quedar a ver todas sus películas por que este hombre es un genio.

Sus películas están siempre repletas de colorido y un sentimiento de tragicomedia místico, todo rodado con una fotografía excelente.

Ahora sin embargo nos encontramos con Confession (Kokuhaku), una película en la que el personaje principal es una profesora (Takako Matsu – K-20) a quien se le ha muerto la hija. La profesora sabe que ha sido asesinada por algunos de los estudiantes de su clase, y por eso decide dejar la escuela. No sin antes avisar que se cobrará su venganza.

Con un argumento tan extraño para el director de las historias de colores, vemos un trailer que baila entre el drama y una sensación de que va a ser una película muy interesante.

La película está basada en la primera novela homónima de Kanae Minato, que ganó el premio Honkya Taisho de 2009 y se convirtió en todo un best-seller.

Lo que no acabo de entender es porqué hay una escena con gente bailando…

Anuncios