Cada película de Takeshi Kitano es toda una aventura. Esta vez volvemos con una de máfias. Pinta bien.

Sekiuchi (Soichiro Kitamura), jefe de los Sannokai, un gran sindicato del crimen que controla toda la región de Kanto, envía una advertencia a su primero, Kato (Tomokazu Miura) y a su mano derecha Ikemoto (Jun Kunimura) jefe de los Ikemoto-gumi. Kato ordena entonces a Ikemoto reclutar a la banda de Murase.gumi, pero éste pasa el asunto a su subordinado Otomo (Takeshi Kitano) quien lleva a su propia banda.  Parece que todos los trabajos que nadie quiere siempre acaban en Otomo

Anuncios