Estudio Toei está preparando una adaptación en 3D de Battle Royale, la violenta película, ya de culto, dirijida por Kinji Fukasaku.

El encargado de supervisar esta adaptación al 3D será el hijo del director, Kenta Fukasaku, quien ya dirigió su secuela, Battle Royale 2: Requiem tras el fallecimiento de su padre.

Estrenada en el año 2000, la película recaudó 20 millones de euros y fue vendida a más de 35 países. En el momento de su estreno, la película sufrió den un intento de censura por parte del gobierno japonés.

Se espera que esta nueva versión se estrene el próximo mes de noviembre en Japón. Seguramente volverá a recaudar un pastón, porque, ya se sabe… todo es mejor en 3D.

Anuncios