La moda de los remakes en China tiene  casi menos sentido que la americana, y con este lo demuestran del todo. Una co-producción entre China y Hong Kong prepara un remake de la película Infernal Affairs. La película de 2002 que salvó al cine de Hong Kong de una depresión económica y de ideas ya tuvo su remake americano con el título The Departed (Infiltrados) en 2006 de manos de Scorsese que le ganó el Oscar a Mejor Director. Pero ahora China va a hacer otro remake propio apenas 9 años después del estreno del film original.

De este nuevo remake solo se sabe que se llamará “Cold War” y estará protagonizado por Aaron Kwok y Tony Leung Ka-fai. No sabemos si el remake usará el final original del film, o el que tuvieron que filmar para que se pudiera emitir en salas chinas…

 

Anuncios