Sophie’s Revenge es una divertida comedia romántica co-producida por China y Corea y protagonizada por Zhang Ziyi, Fan Bing Bing, So Ji-sub, Peter Ho, Yao Chen y Ruby Lin.

Su Fei (Zhang Ziyi) se ha quedado soltera dos meses antes de su boda y con el corazón hecho pedazos, Jie Fu (So Ji-sub) la ha abandonado por la explosiva actriz Jing Jing (Fan Bing Bing). Pero con la ayuda de sus dos mejores y muy extravagantes amigas, intentará salir adelante, hasta que en una fiesta conoce al ex de la famosa actriz, el fotógrafo Chang Rui (Peter Ho) y decide pedirle ayuda para romper a la pareja y poder recuperar a su novio antes de la fecha de la boda, todo esto intentando esconder la verdad a su familia.

El argumento no deja de ser bastante común para una comedia romántica, pero lo que la hace original es el tratamiento de los personajes. En la película Zhang Ziyi es una dibujante con una imaginación desbordante que muchas veces le dificulta la vida real. Para que nos entendamos, veremos muchas situaciones que nos recuerden a la serie americana “Scrubs” o a la genial película coreana Please Teach me English” como por ejemplo momentos en que la protagonista creerá estar haciendo algo a escondidas, cuando en realidad está haciendo algo totalmente diferente a la vista de todo el mundo. Estos toques le dan una ambientación muy original a la película desde el principio, y es lo que creo que la convierten en una película diferente del resto de la oleada de comedias románticas que estrena China.

Otro punto a favor es la cantidad de actores famosos que vemos en cartel. La película incluso cuenta con el actor coreano So Ji-sub, una cara muy reconocible para los fans de los doramas coreanos. Lo malo es que por idioma (el actor no habla mandarín, por lo que lo poco que habla en pantalla lo ha tenido que aprender fonéticamente) su aparición en pantalla no es tan larga o interesante como debería, pero los fans lo disfrutarán. Fan Bing Bing se dedica a estar espectacular toda la película y a ir perdiendo la cabeza poco a poco hasta entrar en modo arpía. Zhang Ziyi realmente se luce en esta película, todos sus detractores se suelen quejar de su poca expresividad o su exceso de glamour en cada plano. Pues en esta película no podrán quejarse. Aquí vemos a una Ziyi mucho más suelta en su papel de “chica de al lado”. Una chica común sin glamour, torpe, despistada y exageradamente soñadora. El personaje se construye a través de las expresiones faciales sacadas de un cómic con las que nos sorprende Ziyi. Un personaje exagerado y a veces, exageradamente vengativo que nunca abandona el modo “chica mona”. Peter Ho por su parte tiene un papel mucho más comedido, aunque deberá enfrentarse a esas situaciones extrañas en las que le sumerge la joven que le ha pedido que separe a su ex de su actual pareja…

Toda una sorpresa de una película que vi sin saber de qué trataba ni quién la protagonizaba. No digo que sea una obra maestra, pero sí un film divertido que os hará pasar un buen rato y descubrir una nueva faceta de Zhang Ziyi.

Anuncios