East Meets West 2011

 Tras ver el tráiler de esta película me quedé con unas ganas terribles de verla, aunque éste no dejase ni siquiera adivinar el argumento. Por suerte, no me ha decepcionado. Jeffrey Lau vuelve a sus orígenes tras unos años en el fracaso, y lo hace a lo grande. Para esta comedia repleta de superestrellas, Jeffrey ha usado el título en chino  del clásico Eagle Shooting Heroes  (东成西就) y le ha añadido un 2011. Esto creó muchísima expectación, ya que la película original es un clásico en Hong Kong (no tanto fuera de sus fronteras) con la gran mayoría de actores clásicos de los 90: Leslie Cheung, Brigitte Lin, Maggie Cheung, Tony Leung, Jackie Cheung y un largo etcétera de cameos. La película se recuerda como una de las mejores comedias de la época en Hong Kong.

Esta vez nos encontramos con Karen Mok, Ekin Cheng, Eason Chan, Kenny Bee, Jaycee Chan, Stephy Tang y otro largo etcétera de cameos, entre los que podamos contar por ejemplo, la divertida aparición del dúo musical de hermanos Soler.

Dicho esto estaréis esperando saber de qué va le película. Bueno, eso es un poco más complicado. Como en la mayoría de películas de “mo lei tau” de Jeffrey Lau, el argumento es totalmente secundario. ¿Qué es el “mo lei tau”? Bien, empecemos por ahí. “Mo Lei tau” 無厘 significa “sin sentido” en cantonés, y se refiere a un tipo de humor absurdo típico del cine regional. Para daros un ejemplo, las primeras películas que lo utilizaron fueron las de los hermanos Hui, pero quien lo hizo famoso fue Stephen Chow con sus películas como Out of the Dark, King of Cookery, o Shaolin Soccer. Normalmente este humor utiliza muchos anacronismos y juegos de palabras que son imposibles de traducir, así que el espectador occidental que no conoce el idioma debe quedarse solo con la total estupidez del resto de bromas, que no es poco. Otro día hablaré un poco más del tema con ejemplos.

En la película vemos a Sammi (Karen Mok) una chica descarriada que no cree en el amor. Una noche recibe una llamada de su padre (Kenny Bee) para ir a ayudarle ya que su mujer (antigua compañera de instituto de Sammi) ha sido secuestrada por deudas de juego.  Al llegar a Guangzhou para rescatarla se meten en el taxi de un aspirante a actor que hace locuras para demostrarles lo buen actor que es, creyéndose que son de la industria del cine. Así acaban atropellando a Ekin Cheng quien empuja a su hijo fuera de peligro, y estrellándose contra un muro. El taxi explota en una gran exageración pirotécnica. Más tarde en el hospital, todos han sobrevivido por arte de magia, pero el niño les relata como al estrellarse apareció un dragón de fuego y le explico que ellos son unos semi-dioses que cada generación vuelven a la tierra a intentar cerrar su rueda de Karma. En total hay ocho dragones reencarnados, pero uno se volvió malvado e intentará detenerles. El niño también les explica que todos tienen ahora superpoderes y son como Superman. Pero claro, nadie cree a un niño pequeño…

Como podéis ver en el tráiler, los superpoderes son muy bizarros. Desde el Kenny Bee que tiene un tupé superpoderoso, a Jaycee Chan que cada vez que resucita su cuerpo tiene alguna deformidad: le falta un brazo, tiene una pierna gigante, etc. También nos encontramos con el superhéroe que controla la masa de empanadillas chinas Ekin Cheng, o la que vuela, tiene superfuerza y siempre está superfabulosa Karen Mok.  A este tipo de humor nos vamos a enfrentar durante el resto de la película.

Tengo que decir que echaba muchísimo de menos ver una buena película de “mo lei tau”, ya que posiblemente la última que vi que valía la pena era A Chinese Odissey 2002. Lo malo es que a mitad de la película, la cosa se desinfla bastante añadiendo una historia de amor que roba protagonismo a todo lo demás. Ya hemos hablado muchas veces de cómo las productoras obligan a que estas películas tengas un romance con un papel importante para atraer a más audiencia en la China continental. Y por desgracia en este caso, eso hace que durante la mitad de la película hasta casi el final, se olviden de los chistes. Aún y así, el final vuelve a sacarnos más de una carcajada gracias al genial Eason Chan.

Aquí tengo que romper una lanza por Karen Mok. Creo que Karen es una de las actrices a las que mejor se le da la comedia en todo Hong Kong. Ya la habíamos visto actuar con Stephen Chow en más de una ocasión, y aquí vuelve a brillar con luz propia. Hay momentos que parece un dibujo animado, y poca gente sabe desenvolverse tan bien en la comedia ridícula…

Durante la película vemos más de una burla y homenaje al cine occidental y de Hong Kong, así como a personajes históricos, aunque de nuevo, nos perdemos en la traducción. Vale la pena ver como incluso Jaycee Chan se mete con su padre Jackie Chan en alguna ocasión.

En general, una película muy recomendable para todos aquellos fans de la comedia absurda tan típica de este director que ha dirigida algunas de las obras maestras de Stephen Chow.

Tambien os recomiendo la banda sonora, y como curiosidad, uno de los temas principales llamado 外面的世界 pertenece a la película Perhaps Love de Peter Chan, y en su versión original la canta Zhou Xun.

Os dejamos con el trailer y el videoclip de la película.


					
Anuncios