Eva Huang (Huang ShengYi), quien saltó a la fama por “ The Sorcerer and the White Snake” junto a Jet Li, es la protagonista de The Locked Door, una película ambientada en un pueblo cercano a Shanghai en los años 30 que trata el tema de cómo se veía en China a una mujer que había sufrido una violación. Junto a Eva Huang vemos a Yang Zi y Li Man de manos de los directores noveles Zhiping Zhao y Wenliang He.

La película es una co-producción, por la parte americana tenemos a Andre Morgan (The Godfather, Million Dollar Baby) y en el guión a J. Nathaniel Berke.

Con un tema tan crudo y una equipo internacional, podríamos estar ante una película que trata el tabú de la violación respecto a la sociedad de una manera directa y crítica. Lástima que no sea así.

La película nos cuenta como Yan Wen (Eva Huang) está prometida a Zhang Tian (Sun Zuyang) quien acaba de volver de Estados Unidos con una fortuna. Una noche, Tian lleva a Wen a una casa muy lujosa que acaba de comprar para cuando se casen. Una vez allí la presiona para que hagan el amor (antes del matrimonio… ¡escándalo!) para luego decirle que se vuelva a casa sola que él ha quedado con un amigo para hacer negocios. En realidad Tian se va a la casa de apuestas, donde juega y bebe con sus amigos.

Cuando termina la noche, los amigos salen muy borrachos del local y se dedican a apalear a un vagabundo por pura diversión.

Mientras tanto Wen se ha ido a la tienda de su padre a pensar en la oscuridad sobre lo que acaba de suceder en casa de su prometido. Bien entrada la noche, Wen decide volver a su casa, pero en el camino se encuentra a un vagabundo que parece necesitar ayuda. Lo siguiente que vemos es como una vecina se asoma a la ventana y se encuentra a Wen tirada encima del vagabundo forcejeando. La vecina sale a grito de “¡Violación! ¡Violación!” y salva a Wen. El vagabundo es detenido, pero todo el pueblo habla de Wen a sus espaldas, y su futuro marido deja de ir a visitarla.

Aquí tendríamos la crítica a la sociedad china de esa época…si no fuera porqué a los pocos minutos nos enteramos de lo que pasó en realidad en la violación: Wen tropezó y el vagabundo intentó ayudarla, acabando los dos en el suelo. En ese momento aparece la vecina.

Sí, a mi también me pareció ridículo.

Ahora Wen está embarazada y todo el mundo cree que es fruto de la violación.

¿Cómo seguirá Wen adelante en una sociedad tan conservadora?

Con este argumento os podéis hacer una idea del gran “quiero y no puedo” que es esta película. En sí, no deja de ser interesante, pero más como película de sobremesa que como un filme para aprender algo de cultura china.

Los acontecimientos ocurren en la pantalla sin que ninguno consiga llegar a tocar al espectador. Hay algunos arcos argumentales que se cierran en una escena de 2 minutos para no volver a saber nada de ellos nunca más. Y como no, cuando las cosas van bien, algo sucederá para echarlo todo por los suelos.

En general, una especie de telenovela china resumida en una película de hora y media. Recomendada para aquellos que quieran ver algo que no les haga pensar demasiado, o quieran disfrutar de Eva Huang.

Anuncios