Sinister (2012)
Scott Derrickson

Reconozcámoslo, tras años devorando cine de terror es difícil asustarnos. Sólo pocas veces una película consigue que saltemos de la butaca a la vez que gritamos como niñas, y Sinister lo consiguió.

La banda sonora malrollista y el toque macabro ochentero hacen milagros con una peli que, de otro modo, sería del montón.

Anuncios