Golden Chicken SSS

Hace 12 años nos llegaba una de las películas más divertidas del cine de Hong Kong que, con los años, se ha convertido en una película de culto: Golden Chicken. La história de una prostituta poco atractiva que debía echar mano de sus otros talentos para triunfar…hasta imitar a Jackie Chan en El Mono Borracho para hacer reir a sus clientes y ganarse propinas.

Al año siguiente nos llegó Golden Chicken 2, una secuela que perdía gran parte de la frescura de su predecesora, pero que aún sorprendía con gags ingeniosos. Y este año al fin hemos visto el final de la trilogía de la gallina de oro, y nos alegra decir, que ha recuperado el espíritu de la primera por completo.

En Golden Chicken SSS vemos a Kam (Sandra Ng) la protagonista que deja atrás su vida como prostituta para hacer de “madame” de una nueva generación de prostitutas de lujo. Como en las anteriores entregas, este trasfondo se usa para hacer una radiografía de la sociedad actual de Hong Kong de forma irónica.

La película se divide en dos mitades, en la primera vemos la vida de Kam y de dos de sus prostitutas (una genial y despampanante Michelle Wai y una bizarrísima Ivana Wong) cuando viajan a Japón para aprender “nuevos trucos del oficio” de mano de un pervertido Edison Chen. La segunda parte sin embargo se centra en Gordon, un jefe mafioso que sale de la carcel tras más de 20 años, y debe adaptarse a la nueva sociedad de Hong Kong, donde los grupos de tríadas tan famosos en el cine de los 80 han desaparecido. Kam, enamorada de Gordon desde su época de chica de discoteca, intentará ayudarle explicándole cómo funciona el mundo moderno, comenzando por Whatsapp.

A través de los ojos de Gordon vemos como Hong Kong ha perdido mucho de lo que le daba una identidad própia, y se ha convertido en algo completamente diferente. Kam será la encargada de hacernos ver que quizás el cambio no ha sido a peor, y que este nuevo Hong Kong tiene mucho que ofrecer.

La película juega muchísimo con juegos de palabras en cantonés, que los subtítulos intentan adaptar tan bien como pueden. Como en cualquier película de “mo lei tau” (el humor absurdo cantonés) la audiéncia occidental se perderá dos o tres bromas.

Para aquellos preocupados por ver una tercera parte, no debéis preocuparos, pues funciona muy bien como película única, aunque os aconsejamos que os pongáis a ver las dos primeras, no os arrepentiréis.

Como muchas películas de año nuevo, Golden Chicken SSS tiene un gran número de cameos, como el de Donnie Yen, Louis Koo, Tony Leung Ka-fai, Andy Lau, Eason Chan, Chapman To, Ronald Cheng, Anthony Wong, Edison Chen, Chin Kar-lok, Hins Cheung, y un largo etcétera.

Anuncios