Johnnie To es uno de los directores más conocidos en Occidente, y aunque lleva dirigiendo desde 1980, su fama internacional le llegó con PTU (2003) y sobretodo Election en 2005, consagrándose así como un director de películas de acción. Apodado “el nuevo John Woo” aunque llevara los mismos años dirigiendo cine, To se centró en dirigir películas de acción y así pasearse por festivales de todo el mundo.

En su Hong Kong local sin embargo, era más conocido como un director muy polivalente, que si bien navegaba perfectamente en el cine de acción, también había dirigido alguna de las mejores comedias de la filmografía local, y alguno de los dramas que más habían emocionado al público.

En Blind Detective, To reúne a su pareja cinematográfica por excelencia en una nueva comedia. Andy Lau y Sammi Cheng han protagonizado cuatro películas dirigidas por Johnnie To: Needing You, Love on a Diet, Yesterday Once More, y Blind Detective. Lau y Cheng tienen una gran química en pantalla, cosa que el espectador nota de inmediato.

Blind Detective narra la historia de Ho (Sammi Cheng) una agente de policia con todas las cualidades necesarias para el trabajo, menos las dotes de deducción, que un día conoce a Johnston (Andy Lau) un ex-policia que dejó el cuerpo tras quedarse ciego y que ahora se ve obligado a trabajar de detective privado y reclamar recompensas por casos sin resolver. Ho le pedirá unas clases de deducción, cosa que Johnston aprovechará para conseguir más dinero extra resolviendo varios casos, hasta que el caso de una niña desaparecida hace 15 años comienza a mostrar una realidad terrorífica.

Bailando entre el género policiaco y la comedia, la película mantiene siempre el tono amable y distendido gracias a sus dos actores principales y la química que hemos mencionado anteriormente. Johnnie To dirige magistralmente una miríada de casos sin resolver y cómo unen no solo la trama principal sino también a los dos protagonistas.

Uno de los detalles curiosos de la película es que durante las más de dos horas de duración, en ningún momento pasan diez minutos sin que Andy Lau esté comiendo y hablando con la boca llena. Esto es, sin duda, un guiño del director hacie Andy Lau y su pasión por la buena comida. Al espectador le dará hambre y acabará riéndose como nosotros cada vez que, sin venir a cuento, Andy se lleve algo a la boca.

En China y Hong Kong la película tuvo un buen recibimiento y una taquilla y críticas dignas de la película. Sin embargo en su paso por Occidente en varios festivales se encontró con críticas bastante negativas de críticos que la querían comparar con anteriores trabajos de acción que conocían de To. Blind Detective no es de acción. En uno de los pósters, ambos protagonistas están en pijama, la película no intenta ser un thriller detectivesco, es una comedia romántica, y esto parece que muchos críticos no lo han querido entender. Si bien es cierto que los trailers parecían apuntar a que nos encontraríamos ante un thriller, solo hace falta ver los primeros diez minutos de la película para comprender el tono de la misma.

Nosotros os invitamos a que disfrutéis de esta divertida película sin pretensiones que estamos seguros os arrancará más de una sonrisa.