Hace unos días que nos llegan noticias sobre un enfrentamiento entre Stephen Chow (Shaolin Soccer) y el actor convertido en productor Charles Heung (God of Gamblers). Tras varios días de movernos por fuentes y preguntar a nuestras fuentes en Hong Kong, ya nos hemos hecho con la historia completa.

Vamos a comenzar hablando brevemente de los involucrados. Stephen Chow es un actor y director muy conocido por hacer películas “mo lei tau” un humor absurdo que se basa mucho en los juegos de palabras. Tras protagonizar y dirigir Shaolin Soccer, su nombre se hizo conocido también en Occidente. Charles Heung es un actor convertido en productor. Comenzó su carrera en Taiwán en los años 70, y luego pasó a fundar su propia compañía desde la que lanzaría la carrera de actores y directores como Andy Lau, Johnnie To, Stephen Chow, Chow Yun Fat, etc.

La semana pasada apareció una biografía de Stephen Chow en un portal de internet llamado “Art Western District”. El artículo de 50.000 palabras explica la vida de Stephen Chow, su infancia, adolescencia y toda su carrera, y en él se incluyen fotografías y datos que nunca antes se habían visto en prensa. Lo que ha sentado mal a la familia Heung ha sido la parte en la que se explica que cuando Stephen Chow quiso mudarse a Canadá, como hicieron muchos famosos de Hong Kong en los 90, se le denegó el visado “por tener conexiones con la mafia”. En el artículo se especifica que esas conexiones eran por haber trabajado con Charles Heung, quien (según dice el autor) siempre ha formado parte de la mafia y gracias a ello ha montado su imperio.

Si es cierto que el mundo cinematográfico en Hong Kong siempre ha estado unido al de las tríadas, muchos productores han formado parte de las tríadas, e incluso han usado el cine para dar una imagen heróica de las mafias (tras los estrenos de A better Tomorrow o Young and Dangerous, muchísimos jóvenes acabarían uniéndose a las tríadas para disfrutar de esa vida heróica que se mostraba en las pantallas) y siempre se han dado nombres y apellidos de quienes eran estos productores, y en qué tríadas estaban, sin embargo, nunca ha habido arrestos, ni pruebas contundentes al respecto.

Como es lógico, el artículo ha creado una ola de respuestas, y un enfrentamiento público entre Stephen Chow y Charles Heung. El primero ha querido dejar claro que él no ha escrito el artículo, y que no tiene ninguna relación con el mismo. La firma del escrito se presenta como un fan acérrimo de Stephen Chow, que ha hecho investigación durante meses. Sin embargo Charles Heung y su mujer han dicho a la prensa que es imposible que ese fan se hiciera con según qué datos y con fotos de la adolescencia de Stephen Chow que ni siquiera la prensa tenía, así que si el artículo no lo ha escrito él, al menos sí ha dado apoyo y material para el mismo. El matrimonio Heung se ha sentido muy insultado y por su parte han sacado los trapos sucios de Chow para “mostrar su verdadera cara”.

La familia Heung dice que en 1997, Charles ya era el CEO de una importante empresa pública y que hacía viajes de negocios a China, lo que probaba que no formaba parte de las mafias, ya que si hubiese sido así, le hubiesen detenido.

Luego han pasado a dar ejemplos de la ética de trabajo de Stephen Chow, usando el ejemplo de Cecilia Cheung, quien dicen que aún le debía una película y cuyo contrato estaba a punto de expirar, así que Stephen le dijo a la actriz que se afeitara la cabeza para que no pudiese aceptar más trabajos hasta que tuvieran una película para ella en medio año. Pero la actriz seguía haciendo múltiples trabajos en publicidad, por lo que la petición era ridícula. Finalmente se le pidieron 3.5 millones de dólares de Hong Kong de indemnización y se le acusaba de “haberse olvidado de dónde venía”. Algunas fuentes han salido a la defensa de Stephen, diciendo que todo esto es mentira.

Por otro lado, en el artículo se explicaba que Charles Heung amenazó a los productores de Hong Kong cuando Chow Sing Chee buscaba producción para Shaolin Soccer, se dijo que “Quien le dé dinero a Stephen Chow para esa película, se convertirá en mi enemigo.” El productor de la película, Daniel Lam Siu Ming dice que había oído ese rumor, pero que nunca se había molestado en preguntarle a Chow si era verdad. “Cualquiera que haya trabajado con Stephen sabe cómo es, no se preocupa por los demás. Es una persona muy egoísta.”

Pocos días después se han oído voces a favor y en contra de ambas figuras, aunque los más conocidos han salido a favor de Charles Heung, diciendo que Stephen Chow es “dificil de tratar” o que “debe valorar a sus amigos, ya que en este negocio lo son todo”. No es de extrañar que figuras como Andy Lau, Simon Yam o Johnnie To se muestren a favor de Charles Heung, ya que muchos de ellos le deben su carrera, y es una figura clave en la mayoría de blockbusters desde hace años en Hong Kong. Otros, como Karen Mok, ex-novia de Stephen, ha salido a su defensa.

Por su parte Stephen Chow no ha hablado demasiado del tema. Tras leer las primeras quejas del matrimonio Heung, intentó llamar a la señora Heung para decirle que él no tenía nada que ver con el tema y disculparse personalmente. Sin embargo la esposa del magnate cinematográfico no quiso atenderle el teléfono alegando que “el artículo ya lleva varios días online, el daño a nuestro nombre ya está hecho, sus disculpas no sirven de nada.”

Nosotros no sabemos bien a quien creer. Si es cierto que Stephen Chow tiene mala fama en Hong Kong en cuanto se refiere a su ética de trabajo se refiere (su carrera humorística comenzó tras su despido de un famoso programa infantil en el que acabó gritándole a los niños cuando pensaba que ya no estaban en antena), a Charles Heung le persiguen los rumores de las tríadas desde que se mudó a Hong Kong a finales de los 70.

En todo caso, es una situación que no beneficia a nadie, pero que llena páginas y páginas de prensa desde hace unos días, pensamos que es algo interesante de saber, en España pocas veces nos enteramos de estos temas sobre el entretenimiento de Hong Kong y su lado oscuro.