caballeros

Este viernes 6 de marzo se estrena en cines la película Saint Seiya: La Leyenda del Santuario, y aprovechando que pudimos verla en la última edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, creemos que es buen momento para hablaros de ella.

Saint Seiya: La Leyenda del Santuario es la sexta película de la franquicia, y llega 10 años después de la anterior. De las cinco películas previas producidas entre 1986 y 2002, es la primera vez que Los Caballeros del Zodiaco se podrán ver en pantalla grande en nuestro país y gran parte de occidente.

sain-seiya-01

La serie original, creada por Masami Kurumada, ha sido adaptada a varios animes, novelas, películas, videojuegos y tiene incluso varios spin-offs, como la reciente Saint Seiya Omega (2012). Con motivo del 25 aniversario de la serie, Saint Seiya: La Leyenda del Santuario se produjo usando técnicas de animación CGI 3D con espectaculares resultados.

El proyecto surgió de la idea de relanzar la leyenda de Los Caballeros del Zodiaco adaptándola a los tiempos modernos, tanto a nivel narrativo como a nivel técnico. Y la saga original elegida para ser adaptada no podría ser otra que la más popular, la de las 12 Casas del Santuario. Esta es uno de los puntos fuertes de la película, ya que muchas adaptaciones de manga modernas pecan de intentar actualizarse con tramas más adultas, complicadas y en general huecas. Saint Seiya: La Leyenda del Santuario, en cambio, coge la saga más querida por los fans y la actualiza a nivel de ritmo, diseño y animación, pero se mantiene, más o menos, fiel a la original.

saint-seiya-02

En esta actualización, nos encontraremos a Seiya y compañía protegiendo de nuevo a Saori del malvado patriarca. Los personajes tienen un aspecto mucho más juvenil y algo menos andrógino que en su versión original, y sorprende la fluidez que han otorgado los animadores a las expresiones faciales. Este cambio acompaña perfectamente el nuevo tono humorístico que le han dado a la trama, mucho menos oscura que la original. Los personajes, sin embargo, son los mismos de siempre: Seiya sigue siendo un chulito, Shun sigue siendo una florecilla, Ikki sigue siendo un borde y Saori sigue siendo insoportable: Tal y como esperamos los fans.

La película es apta tanto para fans acérrimos de la serie como para aquellos que no conozcan la serie original. Estos últimos se encontrarán con una historia autoconclusiva y una introducción a los personajes, los típicos héroes de shonen. Como contra, adaptar la saga a sólo una hora y media conlleva cambios, y muchos se pueden perder con tanto caballero dorado salido de la nada si no conocen la historia original.

sain-seiya-03

Los fans, en cambio, disfrutarán de un diseño de los personajes más acorde con nuestros tiempos, de la increíble animación y las espectaculares escenas de acción, pero sin duda reconocerán los escenarios, ataques cásicos y momentos más míticos de la saga. Como contra, quizá algún recorte o número musical sorpresa puede descolocar un poco (cuando decíamos que es menos oscura que la saga original, lo decíamos en serio).

A los que seguro no defraudará es a los amantes de la acción. Si las escenas de acción definen un buen shonen, los fans del género no se sentirán defraudados: Ataques espectaculares, golpes contundentes, escenas aéreas, ángulos de cámara imposibles, cámara lenta… todo digno de la mejor escena de corte de un videojuego. Argumento a parte, la peli es muy molona y vale la pena verla en pantalla grande.

En general, se trata de una de las mejores adaptaciones que hemos visto últimamente. No se complica con artificios y va a darle al fan lo que busca. Tanto si creciste con las aventuras de los Caballeros del Zodiaco como si no, no deberías perdértela.