Alargar un cortometraje para convertirlo en una película de casi 90 minutos nunca ha sido una idea especialmente brillante. Lamentablemente, la película que nos ocupa es un claro ejemplo de breve, si bueno, dos veces breve.

Si te pica la curiosidad, puedes ver el corto original. La película lo único que hace es repetir la misma fórmula una y otra vez:https://www.youtube.com/watch?v=FUQhNGEu2KA