Fede Alvarez, el director del remake de Evil Dead, vuelve a conseguir
una película que nos ha tenido en tensión de principio a fin. Volviendo a
colocar a su musa Jane Levy como protagonista, Fede nos cuenta como
unos jovenes problemáticos se cuelan en la casa de un veterano de guerra
ciego para robarle la fortuna que se cuenta que guarda desde hace
tiempo y poder así huir de sus familias abusivas.

El veterano, un
genial Stephen Lang, vive en un barrio abandonado. Su casa es la única
que está habitada en varias manzanas. Es un trabajo fácil…¿verdad? La
única pega es que el trailer es casi toda la película,
estamos seguros que de no haberlo visto, la hubiesemos disfrutado el
triple. Aún y así, una de las mejores propuestas del año que mantiene al
espectador pegado al asiento y consigue que salga del cine sin uñas