Divertida cinta de animación que aunque repite el argumento de Toy Story, hará pasar un buen rato a grandes y pequeños.

 Cabe decir que a nosotros nos ha parecido muy extraña, con personajes psicodélicos y muertes en escena que nos han hecho cuestionarnos quien ha escrito este guión. Sin embargo por personajes como el gato gordo o el conejo psicópata, merece la pena verla