En 1938, durante la ocupación japonesa de Corea, la joven Joo Ran es ingresada en un sanatorio para curar su tuberculosis.

Tras una hostil recepción tanto por parte de las institutrices como de las otras chicas, Joo Ran empezará un tratamiento para curar su enfermedad, y descubrirá que en el sanatorio varias chicas han ido desapareciendo. Pero cuando unas horribles visiones empiezan a atormentarla, Joo Ran empezará a peguntarse si se trata de los fantasmas de las chicas desaparecidas o si son fruto del tratamiento médico…

Película bastante entretenida y con algún twist de guión que no esperábamos en una película de estas características.