Últimamente el cine fantástico canadiense nos trae películas de lo más interesante. La cinta que nos ocupa nos cuenta la historia de un grupo de personas atrapadas en un antiguo hospital tratando de sobrevivir a criaturas de pesadilla, cadáveres resucitados y una secta de lo más siniestra.

The Void bebe de lo mejor del género: es como si Lovecraft, Carpenter, Cronenberg y Barker hubiesen quedado un día para escribir el guión del Silent Hill 2… y se hubiesen dormido a la mitad. Porque aunque la cinta empieza muy bien, va perdiendo ritmo poco a poco, y apenas consigue recuperarlo hacia el final.

Aún así, la hemos disfrutado mucho.