Una de las últimas películas del primer fin de semana en #Sitges2016 ha sido Beyond the Gates, la historia de dos hermanos que tras la desaparición de su padre, heredan un videoclub en el que encuentran un juego ochentero a lo Atmosphear, en el que la veterana Barbara Crampton les guía en el peligroso camino de abrir las puertas a otra dimensión para salvar a su padre. Una buena idea en las manos equivocadas acaba ofreciéndonos una película que desaprovecha su primera mitad en presentar a tres personajes y que decepciona cuando empieza lo que el espectador realmente ha venido a ver. La moda ochentera nos ha dado grandes películas y series,pero por desgracia hay otros que se suben al tren pensando que poner banda sonora de midis y luces rosas y lilas es todo lo que necesitan.  Para verla un sábado por la tarde en casa cuando no tenemos nada mejor.