Hay películas que dan un poco de miedo, otras que dan bastante miedo y finalmente tenemos películas absolutamente terroríficas como The Autopsy of Jane Doe.

André Øvredal, director de Troll Hunter, nos cuenta la historia de un padre y su hijo, ambos forenses, que reciben el cadáver de una misteriosa joven. Aunque el cuerpo no presenta signos de violencia, al empezar la autopsia harán una serie de macabros descubrimientos que les llevarán a un mundo de pesadilla.

Nos hallamos sin duda ante una película que será considerada de culto. Øvredal sube la tensión con una sorprendente habilidad, y lo mismo nos mantiene agarrados a la butaca con terroríficas escenas como nos hace saltar de ella con unos sustos muy bien orquestados.

Dormid tranquilos mientras podáis, a nosotros nos costará hacerlo esta noche.

Anuncios