Cerramos el festival de #Sitges2016 con The Mermaid, la última película de Stephen Chow. El director hongkonés es una de las razones por las que existe Dimsumcinema, y
somos fans acérrimos de su humor absurdo desde que, años ha, cayera en nuestras
manos un VHS con Out of the Dark y Chinese Odissey.

En The Mermaid Stephen Chow se queda detrás de las cámaras, como ya hizo en Journey to the west: conquering the demons, para traernos la vendetta de un peculiar grupo de
sirenas contra un multimillonario decidido a destruir su habitat. El dúo
protagonista formado por Lin Yun y Deng Chao ofrece al espectador algunos
momentos memorables, y más de una lágrima de risa.

Sin embargo, lejos queda el Stephen Chow de King of Comedy o God of Cookery. En The Mermaid los actores se han aprendido las muecas del famoso director y las repiten a la
perfección, aunque no transmiten la misma naturalidad. El salto completo a
China le pasa factura a Chow y pierde la frescura y personalidad a la que nos
tienen acostumbrados sus protagonistas habituales, robándlose así a la película
de gran parte de su identidad.

Los fans del director hongkonés y del cine chino se podrán deleitar con la gran multitud de cameos de The Mermaid, pues la mayoría de actores habituales de sus películas hacen acto
de aparición durante unos segundos. Se echa a faltan a Ng Man-Tat, pero no
parece que Chow y Man Tat vayan a hacer las paces pronto.

Una comedia divertida y naïve sobre los problemas ecológicos del gigante asiático, el amor, y la tontería general. Nosotros nos reímos un buen rato. Y salimos cantando.