J.K. Rowling y Harry Potter marcaron a más de una generación con una obra que fue creciendo a la par  que lo hacían sus lectores. Una saga que se convirtió en películas de éxito, parques de atracciones y montañas de merchandising. Con este bagaje, era muy
peligroso intentar volver a revivir la magia de este mundo fantástico, y más
adaptando un libro que era poco más que un compendio de animales mágicos y su
descripción.

Sin embargo, Animales fantásticos y dónde encontrarlos consigue mantenerse en pie por sí misma. En la película conocemos a Newt Scamander, magizoólogo en viaje a Nueva York en los años 20. Allí deberá enfrentarse a las estrictas reglas de la comunidad de
magos local, mientras intenta cuidar de sus animales mágicos.

La película tiene varias referencias que harán las delicias de los potterheads, pero que no
distraerán al espectador menos ducho en el mundo mágico de lo que sucede en
pantalla. Con grandes dosis de acción y diversión para todos los públicos,
Animales fantásticos y dónde encontrarlos parece ser el inicio de otra gran
saga, ya que se tienen planeadas cinco películas en total. Sólo el tiempo dirá
si pueden mantener el nivel de esta primera entrega.

Nosotros tuvimos la suerte de ver la película la noche de su estreno en un cine en versión original repleto de fans de Harry Potter. Es maravilloso ver como el público vivía la
película y sus pequeños detalles, desde treintañeros a los que les pilló el
libro en la adolescencia, hasta niños que seguramente habían devorado las
películas y los libros hacía poco.

Anuncios