Will Ferrell vuelve a hacer de las suyas junto a Mark Whalberg. Tras la disparatada Los Otros Dos, los actores se reúnen de nuevo en esta comedia sobre los peligros de ser padre.

Will Ferrell ha conseguido lo que quería, una mujer que le quiere y unos hijastros, aunque estos no le soporten. Cuando comienza a ganarse su cariño, vuelve su padre biológico, un Mark Whalberg cachas y que les da todo lo que quiere. Obviamente todo se irá de madre rápidamente.

Una comedia al estilo de Will Ferrell algo descafeinada para lo que nos tiene acostumbrados, pero que os hará pasar un buen rato.

Anuncios