Seguimos con las películas que nos quedaron pendientes de Sitges 12016. Esta vez aprovechamos que Netflix añadió a su catálogo una de las que mejores críticas se llevó: Under the shadow.

  Ambientada durante la guerra de Irak, nos cuenta la historia de Shideh, una madre que debe cuidar sola a su hija en un edificio con cada vez menos vecinos debidos a los constantes ataques, mientras su marido está en el frente.
 Su hija comenzará a hablar sola y objetos de la casa desaparecerán misteriosamente.

 Poco más se puede contar de esta película que se llevó tan buenas críticas en todos los festivales. La co-producción entre Qatar, Jordania y el Reino Unido nos ha dejado bien fríos.

 Llegamos a la mitad de la película deseando que apareciera algo, cualquier cosa sobrenatural o medianamente interesante. El drama de guerra está muy bien, pero no es lo que se nos vendía. Tras el lentísimo arranque, la película entra a duras penas en temas de “fantasmas” y espíritus de la mitología local, pero ni aún así consigue mantener el interés. Los pocos sustos que tienen son de aquellos que engañan, haciendo que todo ha sido un sueño. Varias veces. Hacia el final tenemos un par de escenas interesantes. Demasiado poco, demasiado tarde.

En general, una película muy aburrida, cuyo punto de interés es la guerra y no la trama sobrenatural con la que se promociona.

Anuncios