Parece que la ciencia ficción vuelve a estar de moda. Passengers es la última película de ciencia ficción de 2016, que pone en un aprieto a Jennifer Lawrence y Chris Pratt.

 Con dos de las grandes estrellas de Hollywood del momento en cabeza y casi en solitario, Passengers nos explica la historia de un peregrinaje de 120 años a otro planeta dentro de una nave en la que todos sus pasajeros y tripulación deben permanecer dormidos durante todo el trayecto. Sin embargo, por un error, un pasajero se despierta cuando quedan 80 años para llegar a su destino y deberá enfrentarse a las consecuencias de la soledad.

 Con un ritmo muy irregular, Passengers aprueba gracias a sus tres actos muy diferentes. La película es ciencia ficción porqué sucede en una nave espacial, pero su historia podría extrapolarse fácilmente a cualquier otra situación: la soledad del ser humano y lo que es capaz de hacer para paliarla.

 Habíamos oído reseñas muy negativas de la película, pero para nosotros merece la pena.

Anuncios