Tras el éxito de Train to Busan, una de las mejores películas de zombies de los últimos años (y quizás del género), nos moríamos de ganas de ver Seoul Station, su precuela animada. Sin embargo esta precuela hace un flaco favor a la película original. Mientras que en Train to Busan teníamos personajes carismáticos, acción, terror y una lucha por la supervivencia que se hacía más difícil en cada vagón, en Seoul Station tenemos todo lo contrario..Nos habían contado que la película ataba con Train to Busan, cosa que resultó ser falsa. Seoul Station funciona como película independiente, que podría ir antes, después, durante, o estar totalmente desconectada de la de acción real. Con una animación barata que desengancha al espectador de la acción, unos personajes desagradables con los que es imposible empatizar, Seoul Station aburre y no ofrece absolutamente nada de valor a la experiencia que es Train to Busan.

Anuncios