Brawl in Cell Block 99 es un thriller, a ratos violento, sobre la dureza
de la carcel que se pudo ver en el pasado Festival de Sitges 2017.

Visualmente oscura y opresiva, Brawl in Cell Block 99 cuenta la historia de un
hombre que acaba en la carcel por sus malas decisiones, pero una vez
allí su mujer será secuestrada y él deberá hacer lo que le pidan para
mantenerla con vida.

La película baila entre el drama y la
exageración, y no consigue situarse. Seguir las andaduras de un
personaje anticarismático sin moralidad apalizando gente en pobres
coreografías aburre rápidamente. Para cuando llega la escena final de
violencia y huesos hechos de porcelana, el espectador ya se ha aburrido y
desea que todo acabe pronto.

Violenta y aburrida. Vince Vaughn fuera de sus papeles de comedia no consiguió nuestra atención.

Anuncios