Tras la genial Night of the living dead, entramos en la segunda parte, Dawn of the living dead. La película en la que Romero colaboró con Dario Argento. Este clásico del género está considerada por muchos como la mejor película de zombies de Romero.

 En esta continuación, hace días que ha comenzado la plaga zombie, y las televisiones intentan aguantar en el aire para aconsejar a la población. En otra confusa escena, un grupo de militares entra en un edificio eliminando a vivos y muertos por igual. Más tarde, dos de estos militares se encontrarán con dos periodistas para buscar un lugar seguro en un helicóptero. Lo encontrarán en un centro comercial plagado de muertos vivientes.

 La película está repleta de terribles actuaciones, una banda sonora que da vergüenza ajena (que al parecer es de The Goblins con Dario Argento) y unos zombies terriblemente maquillados de azul. En demasiadas ocasiones cae en la comedia involuntaria. Las dos horas y media de metraje se hacen eternas y soporíferas.

 Somos conscientes del valor de esta película para el género de zombies, pero nos quedamos con su remake de 2004.

Anuncios