The Crucifixion nos cuenta un supuesto caso real en el que una monja en Rumanía murió tras un exorcismo. Una reportera americana decide investigar el caso para demostrar los males de la iglesia, pero obviamente este no será un caso normal…

 Xavier Gens nos lleva a la Rumanía de 2005, aunque parezca la del siglo XVIII, para seguir a una dicharachera reportera en la búsqueda de un escándalo. El problema de la película es que lo peor ya ha pasado. Lo que da más miedo solo lo vemos en flashbacks. La reportera recibirá amenazas del más allá que serán sino una pequeña parte de lo que sufrió la monja en su momento.

 The Crucifixion consigue una buena ambientación y una historia interesante, sino fuese porque se centra en algo que hemos visto demasiado en otras películas mediocres de terror: la historia interesante ya ha sucedido, nosotros nos quedamos con la aburrida investigación posterior.

 La película se deja ver. Aunque sea por la ambientación de campiña rumana que parece no haber cambiado desde las películas de Drácula y hombres lobo de los años cuarenta. No os cambiará la vida, y es posible que su mensaje final os deje un mal sabor de boca, pero os entretendrá un rato.

Anuncios