HOST es la primera película del director Rob Savage, y ya apunta a una de las mejores películas de terror de 2020.

 Cinco amigas se juntan para hacer una sesión de espiritismo via ZOOM con una médium, sin embargo, al no estar juntas en una habitación, la protección contra los espíritus no es tan fuerte como debería. Eso, junto a la poca seriedad de las chicas por el tema, hace que acaben invitando a algo más cruel de lo esperado.

 Con tan solo 56 minutos de duración, HOST es consciente de sus carencias y las usa en su beneficio. La tensión creada por la soledad ante una cámara, se une al miedo a lo desconocido y a aquello invisible que se esconde en la oscuridad. Filmada durante la cuarentena, la película demuestra que no es necesario ajustarse a los 90 minutos mínimos del cine, ni a contar con grandes medios ni grandilocuencias a la hora de crear terror. Savage se simplifica a lo más básico del cine de terror, enfrentarse a lo desconocido en soledad y sin poder alguno. Aquí no tenemos a nadie que nos explique cómo vencer al monstruo, cómo detener la maldición. Al contrario, la entidad es, en cierta manera, un virus que puedes coger si no tienes cuidado, y contra el que poco puedes hacer cuando ya es demasiado tarde.

 Las cinco protagonistas se enfrentan a la reunión con amigas en ZOOM como lo hemos hecho muchos, con ganas de broma y dejando atrás toda la seriedad de la vida de cuarentena. Buscando algo de contacto, algo de risas y diversión, pero precisamente esa falta de seriedad en los momentos críticos y el no escuchar a la autoridad en el tema, las llevará a enfrentarse solas a la muerte.

 Metáfora a parte, HOST es sin duda una de las mejores películas de terror de este 2020.