Buscar

Dimsum Cinema

Tu blog de cine

Categoría

Películas

House of the Witch (2017)

House of the Witch es una película para televisión del canal Syfy. Eso debería habernos ahuyentado lo suficiente, pero nuestra meta es ver películas para que no tengáis que verlas vosotros.

 Un grupo de adolescentes decide pasar la noche de Halloween en una mansión abandonada embrujada. Lo que no saben es que allí murió una bruja que a veces en forme de fantasma y a veces en forma de humillo les asustará y poseerá para deshacerse de ellos.

 En general la película tiene un aire a película de Disney Channel que echará para atrás a cualquier adulto que haya visto más de una película de terror. House of the Witch es algo así como “mi primera película de terror” para pre-adolescentes.

Anuncios

Nails (2017)

Nails es una película de terror irlandesa que nos llamó la atención por estar protagonizada por Shauna Macdonald (The Descent 1 y 2) y porque se promocionaba como una película sobre la parálisis del sueño. Todo
apuntaba a una buena película, así que el sábado por la noche reunimos
al equipo y amigos para disfrutarla.

Por desgracia Nails no
trata de la parálisis del sueño, sino de una mujer que sufre un
accidente y queda inmovilizada en la cama del único hospital que le
permite su seguro, uno antiguo y terrorífico. Cuando cae la noche, del
armario de su habitación sale una criatura de largas uñas que parece
querer hacerle daño.

Nails intenta crear una mitología dentro de la película sobre la criatura del armario y su historia, pero lo deja todo a medias y nunca llega a profundizar en las preguntas del espectador. Las muertes suceden al final, a trompicones y fuera de cámara.

En general, una película más para pasar el rato y olvidarla.

Jeepers Creepers 3 (2017)

La primera película de Jeepers Creepers aún se recuerda como una gran sorpresa para el cine de terror allá por 2001. Su secuela en 2003 dividió a los seguidores de la primera entre los que pensaban que la secuela perdía fuelle y aquellos a los que les había gustado. En 2017, catorce años después, la tercera parte vuelve a unir a los fans. A unirlos en su odio conjunto hacía lo que ha hecho Victor Salva, director de las dos anteriores, con Jeepers Creepers 3.

 En esta tercera entrega el monstruo se pasea de día a sus anchas, cazando a gente al azar, mientras su furgoneta se convierte en “El coche fantástico” y se dedica a matar a casi más personas que el propio monstruo. Mientras todo este sucede, parece que se ha creado una especie de fuerza de choque de familiares de víctimas del monstruo que se unen para perseguirlo. También hay dos policías que deberían haber estado jubilados desde hace 20 años que pululan por ahí. Y una abuela que ve fantasmas. Y una chica joven que no pinta nada. Y un chaval para que tenga love interest que tampoco pinta nada. Parece que son los protagonistas.

Jeepers Creepers 3 se ríe de las dos anteriores y de su mitología, mencionándola de lejos, pero ignorándola para el desarrollo. Y además se atreve a añadir que algo mágico sucede su alguien toca un trozo del monstruo. Algo muy importante, Algo que podría darle algo de interés a la película. Pero nunca se llega a explicar, así que no es más que otra bofetada para el espectador.

 Y para añadir al insulto, la película queda abierta para una continuación. ¡Huyan! ¡Escondan a los niños! Esta película de apenas hora y media nos ha quitado años de vida. Tuvimos que hacer tres pausas para poder aguantarla.

 Con actuaciones de broma, props de plastiquillo que se doblan, y efectos especiales dignos de la peor película de Asylum, estamos seguros que dentro de nada veremos Jeepers Creepers 3 cualquier mediodía de domingo en Cuatro, entre Tiburones de Lava Fantasma, y Volcanes gigantes en París 3 ( Volcanes de tiburones de hielo).

The Crucifixion (2017)

The Crucifixion nos cuenta un supuesto caso real en el que una monja en Rumanía murió tras un exorcismo. Una reportera americana decide investigar el caso para demostrar los males de la iglesia, pero obviamente este no será un caso normal…

 Xavier Gens nos lleva a la Rumanía de 2005, aunque parezca la del siglo XVIII, para seguir a una dicharachera reportera en la búsqueda de un escándalo. El problema de la película es que lo peor ya ha pasado. Lo que da más miedo solo lo vemos en flashbacks. La reportera recibirá amenazas del más allá que serán sino una pequeña parte de lo que sufrió la monja en su momento.

 The Crucifixion consigue una buena ambientación y una historia interesante, sino fuese porque se centra en algo que hemos visto demasiado en otras películas mediocres de terror: la historia interesante ya ha sucedido, nosotros nos quedamos con la aburrida investigación posterior.

 La película se deja ver. Aunque sea por la ambientación de campiña rumana que parece no haber cambiado desde las películas de Drácula y hombres lobo de los años cuarenta. No os cambiará la vida, y es posible que su mensaje final os deje un mal sabor de boca, pero os entretendrá un rato.

Cold Moon (2016)

Cold Moon es un thriller con aire sobrenatural ambientado en los años 80 en el sur de Estados Unidos. Una chica es asesinada brutalmente por un hombre enmascarado en medio de puente. A partir de ahí el sheriff deberá descubrir quien es el asesino y detenerlo antes de que vuelva a matar. Al espectador se le muestra pronto quien es el asesino, sólo para que éste sea acosado por el espíritu de su victima.

 Cold Moon intenta ser un thriller muy thriller, con fantasmas de por medio y no consigue ni ser un thriller (aunque tenía todo lo necesario para ser uno muy bueno) ni una película de terror.

 Unas actuaciones exageradas con actores de segunda que intentan imitar un acento sureño. Un cameo pobre de Christopher Lloyd (Regreso al Futuro). Y cero interés por nuestra parte.

Dawn of the Dead (1978)

Tras la genial Night of the living dead, entramos en la segunda parte, Dawn of the living dead. La película en la que Romero colaboró con Dario Argento. Este clásico del género está considerada por muchos como la mejor película de zombies de Romero.

 En esta continuación, hace días que ha comenzado la plaga zombie, y las televisiones intentan aguantar en el aire para aconsejar a la población. En otra confusa escena, un grupo de militares entra en un edificio eliminando a vivos y muertos por igual. Más tarde, dos de estos militares se encontrarán con dos periodistas para buscar un lugar seguro en un helicóptero. Lo encontrarán en un centro comercial plagado de muertos vivientes.

 La película está repleta de terribles actuaciones, una banda sonora que da vergüenza ajena (que al parecer es de The Goblins con Dario Argento) y unos zombies terriblemente maquillados de azul. En demasiadas ocasiones cae en la comedia involuntaria. Las dos horas y media de metraje se hacen eternas y soporíferas.

 Somos conscientes del valor de esta película para el género de zombies, pero nos quedamos con su remake de 2004.

Brawl in Cell Block 99 (2017)

Brawl in Cell Block 99 es un thriller, a ratos violento, sobre la dureza
de la carcel que se pudo ver en el pasado Festival de Sitges 2017.

Visualmente oscura y opresiva, Brawl in Cell Block 99 cuenta la historia de un
hombre que acaba en la carcel por sus malas decisiones, pero una vez
allí su mujer será secuestrada y él deberá hacer lo que le pidan para
mantenerla con vida.

La película baila entre el drama y la
exageración, y no consigue situarse. Seguir las andaduras de un
personaje anticarismático sin moralidad apalizando gente en pobres
coreografías aburre rápidamente. Para cuando llega la escena final de
violencia y huesos hechos de porcelana, el espectador ya se ha aburrido y
desea que todo acabe pronto.

Violenta y aburrida. Vince Vaughn fuera de sus papeles de comedia no consiguió nuestra atención.

Velvet Goldmine (1998)

Hoy os traemos la crítica de una película muy peculiar. Velvet Goldmine es una especie de biografía no autorizada de David Bowie en la que Jonathan Rhys Meyer es Brian Slade, un cantante de glam rock que vive su sexualidad de forma inspiradora para toda una generación de fans.

 Velvet Goldming está repleta de actores y actrices de renombre como Ewan McGregor, Toni Collette, Christian Bale… y es todo un viaje de canciones, sexo y lucha encarnizada por los sueños. A medio camino entre la realidad y la ficción de musical, la película enfureció a Bowie, quien pidió cambios en el guión para alejarlo de su imagen. SIn embargo grandes partes de su carrera y su relacion con Iggy Pop están casi intactas.

 En resumen, una película más que curiosa para fans de Bowie o de la música de los 70 y 80.

The Killing of a Sacred Deer (2017)

Si has seguido la filmografía de Yorgos Lanthimos ya habrás empezado a intuir que tiene algún tipo de asunto no resuelto con la institución de la familia. Y por supuesto The Killing of a Sacred Deer, su última película, no iba a ser menos. Lanthimos busca esta vez la inspiración en la tragedia griega y pone toda su capacidad técnica al servicio de un asfixiante thriller psicológico.

Steven Murphy (Colin Farrell) es un cardiólogo de renombre que desarrolla una peculiar relación con un adolescente llamado Martin (Barry Keoghan), empeñado en integrarse en el paisaje familiar de Steven. Si bien como espectadores tendremos que esperar hasta más o menos la mitad de la película para entender su extraña relación, las cosa se irán poniendo extrañas hasta que el mito de Ifigenia haga su entrada y entendamos, al fin, las motivaciones de los personajes.

 Lanthimos se convierte en dios detrás de la cámara tomando distancia de sus  personajes mediante planos generales y lejanos y unos diálogos fríos, impersonales y de cadencia estudiada. Sumémosle una banda sonora estridente y discordante, y la sensación de extrañeza está servida: el desconcierto te acompañará durante todo el metraje, pero si lo aceptas, te dejas llevar y entras en la película, valdrá la pena

Blog de WordPress.com.

Subir ↑