Buscar

Dimsum Cinema

Tu blog de cine

Categoría

Películas

The Bye Bye Man (2017)

Este domingo nos decidimos a ver The Bye Bye Man con todo el miedo del mundo, pues la ponían fatal y el trailer no era muy prometedor. Aún y así, era domingo y tocaba peli de terror.

Curiosamente no nos pareció tan mala como dicen, llegando hasta a engancharnos y sorprendernos.

En The Bye Bye Man tres jóvenes se mudan a una enorme casa donde conocerán la existencia de una extraña leyenda urbana, el Bye Bye Man. Esta especie de Candyman con nombre de petardo de feria se mete en la mente de aquellos que conocen su nombre y les hace cometer actos terribles.

La primera mitad de la película es bastante interesante, pese a lo flojo de todos sus actores. La segunda mitad se alarga sin llegar a explicar nada. Pues este es uno de los puntos flojos de la película, se nos presenta al Bye bye man, a su perro demoníaco, aparecen monedas de plata, aparece un tren… Y jamás se explica nada. No sabemos de qué leyenda urbana sale el Bye Bye Man. Ni cual es su origen. Nada.

En general, una película de domingo por la tarde para ver con amigos en casa. No os cambiará la vida, pero nosotros tenemos ya el listón tan bajo de nuestras últimas películas de terror, que nos ha entretenido quizás más de lo que debería.

Okja (2017)

Éramos muchos los que esperábamos con ansia lo nuevo del polifacético Bong Joon Ho. Tras enamorarnos con The Host, y demostrar que los directores asiáticos pueden hacer buen cine en Hollywood con Snowpiercer, ahora el director coreano se atreve con otra película internacional para Netflix.

La película arrastra polémica por su paso en Cannes, donde fue abucheada por ser de Netflix y no estrenarse en cines en Francia. Esto sólo sirvió para conseguir más apoyo de los fans.

 En Okja conocemos a Mija, una niña coreana que cuida de un súper cerdo creado genéticamente por una empresa americana como nueva fuente de alimento barato. Mija luchará por la vida y la libertad de Okja con la ayuda de un variopinto grupo de pacíficos defensores de los derechos de los animales.

 La película funciona como una bonita fábula con un mensaje muy claro sobre la industria cárnica. Con unos personajes entrañables y un animal en CGI que consigue enamorar al espectador.

 Sin embargo, en la parte final, Okja toma un tono demasiado oscuro que rompe totalmente con la película y se centra demasiado en su mensaje anti-cárnico, dejando al espectador confundido. Incluso en su crítica de la industria cárnica, se ceba también con los defensores de los animales, creando personajes demasiado grises para el tono de fábula de la primera mitad de la película.

 En general toda la parte final es un desastre, donde las metáforas de la industria se sobreponen a la posibilidad de cerrar partes de la historia que quedan colgadas.

 Okja es un filme que se disfruta, pero con demasiados fallos como para que se pueda comparar con el resto de películas de su director.

Seoul Station (2016)

Tras el éxito de Train to Busan, una de las mejores películas de zombies de los últimos años (y quizás del género), nos moríamos de ganas de ver Seoul Station, su precuela animada. Sin embargo esta precuela hace un flaco favor a la película original. Mientras que en Train to Busan teníamos personajes carismáticos, acción, terror y una lucha por la supervivencia que se hacía más difícil en cada vagón, en Seoul Station tenemos todo lo contrario..Nos habían contado que la película ataba con Train to Busan, cosa que resultó ser falsa. Seoul Station funciona como película independiente, que podría ir antes, después, durante, o estar totalmente desconectada de la de acción real. Con una animación barata que desengancha al espectador de la acción, unos personajes desagradables con los que es imposible empatizar, Seoul Station aburre y no ofrece absolutamente nada de valor a la experiencia que es Train to Busan.

Bloodsucking Bastards (2015)

 Recuperamos esta comedia vampírica que vimos en Sitges hace un par de años. 
Esta oscura comedia ofrece una metáfora perfecta de los sacrificios que se hacen por el trabajo. Aunque en este caso te robe la vida literalmente. Divertida e irreverente, Blooducking Bastards ofrece lo que promete y hace pasar al espectador un buen rato.

Horror Stories 3 (2016)

photo718526

Horror Stories 3 es la última película de la saga de título obvio de historias cortas.
La primera película incluía tres historias de terror poco originales pero bastante interesantes. La segunda parte tenía dos historias de terror algo insulsas, pero entretenidas y una historia que mezclaba terror y comedia a la perfección y que hoy en día aún recordamos con cariño.

Sin embargo esta tercera parte es el referente perfecto del cine asiático de terror actual: nada original y aburrido.

La primera historia es una mezcla entre Lovecraft y una Historia China de Fantasmas, que por muy bien que suene, es terrible.
La segunda historia es El Diablo Sobre Ruedas. Sin más. Nos dormimos.
La tercera historia es una especie de IA de Spielberg con Fantasmas robots. Cosa que sería genial, pero no.

En general una película olvidable.

Passengers (2017)

Parece que la ciencia ficción vuelve a estar de moda. Passengers es la última película de ciencia ficción de 2016, que pone en un aprieto a Jennifer Lawrence y Chris Pratt.

 Con dos de las grandes estrellas de Hollywood del momento en cabeza y casi en solitario, Passengers nos explica la historia de un peregrinaje de 120 años a otro planeta dentro de una nave en la que todos sus pasajeros y tripulación deben permanecer dormidos durante todo el trayecto. Sin embargo, por un error, un pasajero se despierta cuando quedan 80 años para llegar a su destino y deberá enfrentarse a las consecuencias de la soledad.

 Con un ritmo muy irregular, Passengers aprueba gracias a sus tres actos muy diferentes. La película es ciencia ficción porqué sucede en una nave espacial, pero su historia podría extrapolarse fácilmente a cualquier otra situación: la soledad del ser humano y lo que es capaz de hacer para paliarla.

 Habíamos oído reseñas muy negativas de la película, pero para nosotros merece la pena.

XX (2017)

XX es una antología de terror dirigida únicamente por mujeres. Cuatro historias que se supone debe dar una visión femenina del cine de terror.

Por desgracia, en vez de escoger a cuatro directoras de cine curtidas en el género, han escogido a directoras que no tienen ninguna película de terror en su filmografía. Una de ellas ni siquiera es directora, sino cantante. Solo Karyn Kusama sale airosa y nos cuenta una historia clásica de terror de unos jóvenes que se adentran en una parte de la montaña que está prohibida…

Es una pena, pues habría sido muy interesante crear una antología de terror femenino y demostrar el potencial de directoras en un género dominado por hombres.

De las cuatro historias sólo os aconsejamos una. Las demás varían de calidad sin llegar a ser nada interesante.

Maniac Cop (1988)

Seguimos con las sagas de terror clásicas que de una manera u otra han pasado a ser de culto.

En Maniac Cop un extraño policía asesina a gente en las calles de Nueva York. Un joven Bruce Campbell deberá probar su inocencia antes de que le juzguen por los crímenes del gigantesco policía a prueba de balas.

Hay algunas películas que envejecen mejor que otras. Maniac Cop es a ratos demasiado ochentera para el espectador actual. Aun y así se mantiene como ejemplo de cuando cualquier idea podía llegar al cine y convertirse en saga.

Don’t Knock Twice (2017)

Don’t knock twice es una de esas películas de terror para un sábado por la tarde. Mantiene la tensión justa para no aburrir y tiene un par de sustos. Últimamente le pedimos poco más a estas películas de terror directamente a formato doméstico. En este caso además está protagonizada por Katee Sackhoff (Starbuck en Battlestar Galactica), así que eso siempre le da puntos.

Una madre intenta reconectar con su hija problemática, pero todo se complicará cuando ésta decida visitar la donde se supone que vivía una bruja. La leyenda cuenta que si llamas a la puerta una vez, despiertas a la bruja, y si llamas dos veces, haces que venga a buscarte. Obviamente la chica llama dos veces, porqué la vida está para vivirla.

El problema de la película es que cuando juegas con pocos personajes, y el culpable ha de ser uno de ellos, la intriga dura poco. Aún y así, bastante mejor de lo que estamos acostumbrados últimamente.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑