Buscar

Dimsum Cinema

Tu blog de cine

Crítica – Bill and Ted Face the Music

 Ayer escribí un tweet en el que decía que había visto una película de estreno y que seguramente era la mejor película del año. Varios seguidores me preguntaron qué película era, y algunos preguntaron si era TENET. Es la respuesta que esperaba, sinceramente el timing era ideal y las críticas de TENET están siendo excelentes. Pero no, me refería ni más ni menos que a BILL AND TED FACE THE MUSIC. Una seguidora respondió a mi segundo tweet en el que dije que extrañamente, había llorado de emoción al final de la película, preguntándome si era BILL AND TED FACE THE MUSIC, acertó.

 Yo crecí con las dos películas de Bill y Ted. Cuando muchos de mi generación mencionan Cazafantasmas o Gremlins como sus películas de infancia, me siento identificado, pues también son las mías, pero cuando añado a Bill y Ted a la lista, muchos o no las conocen o no las tienen en tan alta estima. Sin embargo a mi yo de 8 años le fascinaba esta película de viajes en el tiempo protagonizada por dos rockeros adolescentes que, aunque no eran muy listos, tenían una visión muy positiva de la vida y una pasión enorme por sus sueños y por ayudar a los demás. Cuando en la 2ª película dos años después añadieron a la Muerte, el infierno y alienígenas, yo pensaba que eso era el súmum de la imaginación. Mezclado con homenajes a Doctor Who, Ingman Bergman o Star Trek, que no reconocí hasta muchos años más tarde, las dos películas de los rockeros que tienen que salvar al mundo uniéndolo en paz gracias a su música forman parte intrínseca de mi infancia, y de la multitud de revisionados durante los años que me han acompañado cuando he vivido en el extranjero.

 Llevábamos ya muchos años hablando de la tercera parte de Bill y Ted. Alex Winters llevaba mucho tiempo intentando hacerlo realidad. Sin embargo los creadores y sobretodo Keanu Reeves, nunca parecían tener tiempo. Pero no era por falta de ganas, el propio Reeves ha mencionado muchas veces el cariño que le tiene a Bill y Ted y que, si alguna vez se lo proponían en serio, con un guion que no desmereciera a las anteriores, saltaría de cabeza a la película. Y finalmente, tras muchos intentos fallidos durante los últimos diez años, se unieron los astros.

 

Seguir leyendo “Crítica – Bill and Ted Face the Music”

Crítica – HOST

HOST es la primera película del director Rob Savage, y ya apunta a una de las mejores películas de terror de 2020.

 Cinco amigas se juntan para hacer una sesión de espiritismo via ZOOM con una médium, sin embargo, al no estar juntas en una habitación, la protección contra los espíritus no es tan fuerte como debería. Eso, junto a la poca seriedad de las chicas por el tema, hace que acaben invitando a algo más cruel de lo esperado.

 Con tan solo 56 minutos de duración, HOST es consciente de sus carencias y las usa en su beneficio. La tensión creada por la soledad ante una cámara, se une al miedo a lo desconocido y a aquello invisible que se esconde en la oscuridad. Filmada durante la cuarentena, la película demuestra que no es necesario ajustarse a los 90 minutos mínimos del cine, ni a contar con grandes medios ni grandilocuencias a la hora de crear terror. Savage se simplifica a lo más básico del cine de terror, enfrentarse a lo desconocido en soledad y sin poder alguno. Aquí no tenemos a nadie que nos explique cómo vencer al monstruo, cómo detener la maldición. Al contrario, la entidad es, en cierta manera, un virus que puedes coger si no tienes cuidado, y contra el que poco puedes hacer cuando ya es demasiado tarde.

 Las cinco protagonistas se enfrentan a la reunión con amigas en ZOOM como lo hemos hecho muchos, con ganas de broma y dejando atrás toda la seriedad de la vida de cuarentena. Buscando algo de contacto, algo de risas y diversión, pero precisamente esa falta de seriedad en los momentos críticos y el no escuchar a la autoridad en el tema, las llevará a enfrentarse solas a la muerte.

 Metáfora a parte, HOST es sin duda una de las mejores películas de terror de este 2020.

Crítica – Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad

db_posters_47752 Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad se basa en unos populares libros infantiles de los 80 con pequeñas historias de terror inspiradas en folklore y leyendas urbanas. Su autor, Alvin Schwartz ha sido víctima de polémica durante muchos años por los temas adultos y de terror que tratan sus libros infantiles: asesinatos, desfiguraciones, canibalismo y otros temas que han sido considerados poco adecuados para niños.

Si a esto unimos que el ilustrador de estos libros es Stephen Gammell, quien crea imágenes terroríficas que han dado pesadillas a más de una generación, tenemos la mezcla perfecta para una película de terror.

historias-de-terror

El director no podría ser una mejor elección, André Øvredal es un director noruego con una visión muy especial. Troll Hunter, su primera obra de éxito es un falso documental sobre cazadores de trolls gigantes en las montañas noruegas, y La Autopsia de Jane Doe es ya una película de culto considerada una de las más terroríficas de los últimos años. Si a esto unimos a Guillermo del Toro como productor, tenemos un dream team perfecto.

Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad une varias historias a través de sus protagonistas adolescentes y un libro que hace sus peores miedos realidad. Si es cierto que esto podría llevarnos a pensar en Pesadilas de R.L.Stine, no podríamos estar más alejados de la verdad. La película hace honor a los libros en los que se basa y hace reales las pesadillescas ilustraciones de Gammell con una ambientación de película de terror nada apta para niños.

6ZZ5PUBAKJHGTDSB6BH64KPLD4

Estamos sin duda ante una de las películas de terror más interesantes de 2019, y una puerta a que nuevas generaciones descubran tanto los libros originales, como los trabajos anteriores de André Øvredal.

Crítica – IT COMES 来る

it-comes-posterTetsuya Nakashima es uno de los directores más interesantes de Japón. Sus primeras películas jugaban al contraste con una fotografía muy colorida que contaban historias muy duras, como es el caso de Memories of Matsuko. Sus últimas películas juegan al polo opuesto, thrillers de colores fríos y duros como sus protagonistas que representan lo peor del ser humano, como en Confessions o The World of Kanako.

Y luego tenemos It Comes.

It Comes se presenta como una película de terror al uso, tenemos un personaje amable, con un secreto de infancia y un monstruo que le persigue en su momento de mayor felicidad. Aquí es cuando Nakashima nos demuestra que él no es un director común y retuerce todas las reglas del género hasta hacerlas suyas. Tanto es así, que, pasado este principio, la película olvida por completo el terror durante mucho metraje para contarnos las historias de los personajes y por qué no debemos fiarnos de nuestras primeras impresiones. El monstruo sigue presente, una entidad sobrenatural terrible solo llamado “eso” y que “cuando te llama, viene a por ti y se te lleva”. Con esta amenaza presente, Nakashima consigue que no sean los protagonistas los que mueven la historia adelante, sino que es la historia la que lleva a los protagonistas, desechándolos cuando han cumplido su cometido.

39190012_1019555654881214_1562641202593923072_n

La película es confusa. Muy confusa. Y esa es parte de su magia, Nakashima quiere mostrarnos que tanto las amenazas sobrenaturales como las humanas no siguen patrones y no siempre tienen que tener una razón de ser, o una pregunta a la que responder. Con unos maravillosos cambios de color en la fotografía, nos llevará de la mano a través de tragedias familiares, brutales y sangrientos asesinatos por parte de algo que llama y mata de forma invisible, y de voces que cuentan la verdad cuando nadie quiere oírla.

Como he dicho al principio, la película se presenta como una película de terror, y tiene todos los elementos de una película de terror, sin embargo es difícil categorizarla como tal, pues no intenta asustar, crear tensión o una atmósfera terrorífica. Al contrario, todo lo que ocurre es terrorífico, pero desde el ojo de Nakashima lo vemos con un prisma diferente y retorcido. Esto hace que la película sea quizás algo inaccesible para el público general, pero si os han gustado los trabajos anteriores de este director, abrochaos el cinturón y dejaos llevar por esta pequeña locura que es It Comes.

Crítica- The Grudge (La Maldición) 2020

La_maldici_n_The_Grudge-830870028-large

The Grudge es un reboot-remake de la película Ju-on dirigida por Takashi Shimizu en 2002, que a su vez venía de unos especiales televisivos de terror. Sobre la ola de otros éxitos de terror asiático como The Ring, Ju-On llegó a cines de Estados Unidos y Europa e inspiró a muchos cineastas del momento. Uno de ellos Sam Raimi (Evil Dead) quien produjo el remake americano que dirigió el propio Shimizu en 2004 y protagonizó Sarah Michelle Gellar (Buffy la Cazavampiros). Este remake consiguió el récord de mejor fin de semana en taquilla de una película de terror en Halloween. Sin embargo no consiguió convencer a la crítica ni al público posterior. Al igual que las dos secuelas que han sido totalmente olvidadas.

La secuela de 2020 comienza en la casa de la película original, pero trae la maldición a Estados Unidos donde se asienta en una nueva casa. De forma alineal, narra la historia de diferentes personas que entran en contacto con la maldición y sus mortales consecuencias. De esta manera el director Nicolas Pesce intenta rendir homenaje a Ju-On y su forma de narrativa no-lineal que ayudaba a crear una atmósfera incómoda y opresiva en el espectador. Sin embargo Pesce carece del talento narrativo de Shimizu y comienza la película con una historia principal que se pierde totalmente entre estas otras narraciones. Para cuando regresa en los últimos 20 minutos, el espectador está ya demasiado confundido y desinteresado.

índice
Sobre el terror, The Grudge comienza muy bien y usa un ritmo pausado, muchos juegos de sombras y pequeños detalles en el fondo para jugar con el espectador. La atmósfera de la primera mitad de la película es oscura, angustiante y misteriosa, perfecta para esta historia. Sin embargo parece que tras la primera media hora, el director se cansa y hace un uso excesivo de jumpscares, sustos fáciles y efectos de maquillaje de CGI que hacen que la película tome un tono barato y desinteresado. Finalmente acaba pareciendo una mezcla entre una buena película de terror y un mal video de Youtube.

Como punto positivo, Raimi mete mano en su papel como productor y nos regala una buena cantidad de gore en los momentos precisos. Otro punto positivo es Lin Shaye, quien finalmente de deshace de su papel de médium para encarnar a una anciana con problemas mentales muy perturbadora. Como hemos mencionado, la atmósfera que crea Pesce en diferentes momentos es notable y ayuda mucho a elevar el tono de la película.

Los fantasmas sin embargo son poco originales, volvemos al trope de “gente mojada y sucia que grita de golpe”. Esto unido a los pobres efectos de CGI ya mencionados y a que la película usa demasiados sustos reciclados de otras películas, cortos y videos de Youtube, acaban de darle un aire barato a una producción que de otra manera, hubiese sido muy prometedora.

En general la recomendamos como curiosidad de terror dentro del universo J-Horror con ciertos aciertos, aunque floja en su conjunto.

Better Watch Out (2017)

Better watch out ha sido una de las sorpresas de la última mitad del año. En la película de Chris Peckover veremos como la tranquila noche de una niñera se convierte en una pesadilla cuando alguien parece acechar desde fuera y dentro de la casa.

Sin embargo Better Watch Out no es todo lo que parece. Estamos ante quizás una de las mejores “home invasion” del año, gracias a los riesgos que corre la película.

Preparáos para poneros muy pero que muy nerviosos…

House of the Witch (2017)

House of the Witch es una película para televisión del canal Syfy. Eso debería habernos ahuyentado lo suficiente, pero nuestra meta es ver películas para que no tengáis que verlas vosotros.

 Un grupo de adolescentes decide pasar la noche de Halloween en una mansión abandonada embrujada. Lo que no saben es que allí murió una bruja que a veces en forme de fantasma y a veces en forma de humillo les asustará y poseerá para deshacerse de ellos.

 En general la película tiene un aire a película de Disney Channel que echará para atrás a cualquier adulto que haya visto más de una película de terror. House of the Witch es algo así como “mi primera película de terror” para pre-adolescentes.

Nails (2017)

Nails es una película de terror irlandesa que nos llamó la atención por estar protagonizada por Shauna Macdonald (The Descent 1 y 2) y porque se promocionaba como una película sobre la parálisis del sueño. Todo
apuntaba a una buena película, así que el sábado por la noche reunimos
al equipo y amigos para disfrutarla.

Por desgracia Nails no
trata de la parálisis del sueño, sino de una mujer que sufre un
accidente y queda inmovilizada en la cama del único hospital que le
permite su seguro, uno antiguo y terrorífico. Cuando cae la noche, del
armario de su habitación sale una criatura de largas uñas que parece
querer hacerle daño.

Nails intenta crear una mitología dentro de la película sobre la criatura del armario y su historia, pero lo deja todo a medias y nunca llega a profundizar en las preguntas del espectador. Las muertes suceden al final, a trompicones y fuera de cámara.

En general, una película más para pasar el rato y olvidarla.

Jeepers Creepers 3 (2017)

La primera película de Jeepers Creepers aún se recuerda como una gran sorpresa para el cine de terror allá por 2001. Su secuela en 2003 dividió a los seguidores de la primera entre los que pensaban que la secuela perdía fuelle y aquellos a los que les había gustado. En 2017, catorce años después, la tercera parte vuelve a unir a los fans. A unirlos en su odio conjunto hacía lo que ha hecho Victor Salva, director de las dos anteriores, con Jeepers Creepers 3.

 En esta tercera entrega el monstruo se pasea de día a sus anchas, cazando a gente al azar, mientras su furgoneta se convierte en “El coche fantástico” y se dedica a matar a casi más personas que el propio monstruo. Mientras todo este sucede, parece que se ha creado una especie de fuerza de choque de familiares de víctimas del monstruo que se unen para perseguirlo. También hay dos policías que deberían haber estado jubilados desde hace 20 años que pululan por ahí. Y una abuela que ve fantasmas. Y una chica joven que no pinta nada. Y un chaval para que tenga love interest que tampoco pinta nada. Parece que son los protagonistas.

Jeepers Creepers 3 se ríe de las dos anteriores y de su mitología, mencionándola de lejos, pero ignorándola para el desarrollo. Y además se atreve a añadir que algo mágico sucede su alguien toca un trozo del monstruo. Algo muy importante, Algo que podría darle algo de interés a la película. Pero nunca se llega a explicar, así que no es más que otra bofetada para el espectador.

 Y para añadir al insulto, la película queda abierta para una continuación. ¡Huyan! ¡Escondan a los niños! Esta película de apenas hora y media nos ha quitado años de vida. Tuvimos que hacer tres pausas para poder aguantarla.

 Con actuaciones de broma, props de plastiquillo que se doblan, y efectos especiales dignos de la peor película de Asylum, estamos seguros que dentro de nada veremos Jeepers Creepers 3 cualquier mediodía de domingo en Cuatro, entre Tiburones de Lava Fantasma, y Volcanes gigantes en París 3 ( Volcanes de tiburones de hielo).

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑