Buscar

Dimsum Cinema

Tu blog de cine

Passengers (2017)

Parece que la ciencia ficción vuelve a estar de moda. Passengers es la última película de ciencia ficción de 2016, que pone en un aprieto a Jennifer Lawrence y Chris Pratt.

 Con dos de las grandes estrellas de Hollywood del momento en cabeza y casi en solitario, Passengers nos explica la historia de un peregrinaje de 120 años a otro planeta dentro de una nave en la que todos sus pasajeros y tripulación deben permanecer dormidos durante todo el trayecto. Sin embargo, por un error, un pasajero se despierta cuando quedan 80 años para llegar a su destino y deberá enfrentarse a las consecuencias de la soledad.

 Con un ritmo muy irregular, Passengers aprueba gracias a sus tres actos muy diferentes. La película es ciencia ficción porqué sucede en una nave espacial, pero su historia podría extrapolarse fácilmente a cualquier otra situación: la soledad del ser humano y lo que es capaz de hacer para paliarla.

 Habíamos oído reseñas muy negativas de la película, pero para nosotros merece la pena.

XX (2017)

XX es una antología de terror dirigida únicamente por mujeres. Cuatro historias que se supone debe dar una visión femenina del cine de terror.

Por desgracia, en vez de escoger a cuatro directoras de cine curtidas en el género, han escogido a directoras que no tienen ninguna película de terror en su filmografía. Una de ellas ni siquiera es directora, sino cantante. Solo Karyn Kusama sale airosa y nos cuenta una historia clásica de terror de unos jóvenes que se adentran en una parte de la montaña que está prohibida…

Es una pena, pues habría sido muy interesante crear una antología de terror femenino y demostrar el potencial de directoras en un género dominado por hombres.

De las cuatro historias sólo os aconsejamos una. Las demás varían de calidad sin llegar a ser nada interesante.

Maniac Cop (1988)

Seguimos con las sagas de terror clásicas que de una manera u otra han pasado a ser de culto.

En Maniac Cop un extraño policía asesina a gente en las calles de Nueva York. Un joven Bruce Campbell deberá probar su inocencia antes de que le juzguen por los crímenes del gigantesco policía a prueba de balas.

Hay algunas películas que envejecen mejor que otras. Maniac Cop es a ratos demasiado ochentera para el espectador actual. Aun y así se mantiene como ejemplo de cuando cualquier idea podía llegar al cine y convertirse en saga.

Don’t Knock Twice (2017)

Don’t knock twice es una de esas películas de terror para un sábado por la tarde. Mantiene la tensión justa para no aburrir y tiene un par de sustos. Últimamente le pedimos poco más a estas películas de terror directamente a formato doméstico. En este caso además está protagonizada por Katee Sackhoff (Starbuck en Battlestar Galactica), así que eso siempre le da puntos.

Una madre intenta reconectar con su hija problemática, pero todo se complicará cuando ésta decida visitar la donde se supone que vivía una bruja. La leyenda cuenta que si llamas a la puerta una vez, despiertas a la bruja, y si llamas dos veces, haces que venga a buscarte. Obviamente la chica llama dos veces, porqué la vida está para vivirla.

El problema de la película es que cuando juegas con pocos personajes, y el culpable ha de ser uno de ellos, la intriga dura poco. Aún y así, bastante mejor de lo que estamos acostumbrados últimamente.

Enclosure – Arbor Demon (2016)

Arbor Demon o Enclosure, parece que no se deciden por un título en ningún póster, nos presenta a una joven pareja que se va a pasar su aniversario en la montaña ¿Qué podría salir mal?

Fiona Duriff (Bart en la genial Dirk Gently) protagoniza esta cinta de bajo presupuesto sobre los peligros de adentrarse en el bosque. Peligros como encontrarte con unas criaturas mitad árbol (arbor demon, sutil ¿eh?) que en realidad son una sola photoshopeada varias veces para que parezcan muchas. Eso os lo dice todo.

La película intenta ser algo profunda en algunos momentos, pero se queda en confusa. No consigue siquiera ser consistente entre las criaturas del bosque y la supuesta leyenda de su origen. Sólo os la aconsejamos si os aburrís mucho.

I am the pretty thing that lives in the house (2016)

Es agradable que estemos en Febrero de 2017 y poder decir que ya hemos visto
la peor película del año. Así es, estamos absolutamente convencidos que este
año no podemos ver ya nada peor que I am the pretty thing that lives in the
house.

Netflix comienza a ser conocida por tener las peores películas de terror, y
con ésta de producción propia, da la razón al mundo.

 En I am the pretty thing that lives in the house, veremos a cámara
lenta como una enfermera va a casa de una anciana a cuidarla. La enfermera
habla consigo misma a una décima parte de la velocidad normal, se susurra y se
pone introspectiva hasta con la taza del café.

También hay moho en la pared.

 Se supone que ha de pasar algo. Pero no es así.
 Un director pedante ha decidido robarnos años de vida y lo ha conseguido.
Al menos todo lo demás que veamos a partir de ahora solo puede ser cuesta
arriba.

The Monster (2016)

The Monster es una película olvidable. Una madre joven,
alchólica y que maltrata a su hija, lleva a ésta a casa de su padre en una
noche lluviosa para que se quede con él. De camino, en medio del bosque, una
criatura de plastiquillo ochentero les atacará y deberán luchar por sus vidas.

Poco más hay que
decir, un monstruo de plastiquillo con un señor de rodillas dentro (sí, la “criatura”
a cuatro patas es claramente un señor de rodillas… la propia criatura va de
rodillas por alguna extraña razón) alérgica a la luz de la linterna, pero no a
la de los faros del coche, unas cuantas víctimas gratuitas, y dos personajes
que no conectan con el espectador.

Una película barata
que nos dio un poquito de sueño. Era del director de “The Strangers”. Que a
nosotros tampoco nos encantó…

Split – Multiple (2017)

Ayer asistimos al pre-estreno de Split (Múltiple) en la sala
Phenomena de Barcelona. La última película de Shyamalan, el director que saltó a la fama por El Sexto Sentido, El protegido y Señales, y que luego cayó en desgracia por dirigir cosas como El Incidente o After Earth, intenta redimirse en Split, volviendo al estilo de sus películas iniciales.

Kevin (James Mcavoy) sufre de desorden de múltiple personalidad con hasta 23 personalidad completamente diferentes, que toman el control de su cuerpo sin aviso. Una mañana, una de estas personalidades secuestra a tres chicas y las encierra en un sótano.  A partir de ahí vemos como se
enfrentan a la situación varias de estas personalidades, y como se desarrolla un misterio mientras las chicas luchan por sus vidas.

Split sube mucho el nivel respecto a lo que nos tenía acostumbrados Shyamalan en los últimos años, pero se queda corta para llegar a sus obras más conocidas. Por suerte los dos actores principales James Mcavoy (saga X-men) y Anya Taylor-Joy (The Witch) llevan la película a hombros de manera magistral. Mcavoy consigue que el espectador reconozca al instante a cada personalidad con tan solo cambiar ligeramente la cara, y Anya Taylor-Joy proyecta perfectamente hacia el espectador la angustia de encontrarse encerrada con un lunático.

Seguir leyendo “Split – Multiple (2017)”

Under the Shadow (2016)

Seguimos con las películas que nos quedaron pendientes de Sitges 12016. Esta vez aprovechamos que Netflix añadió a su catálogo una de las que mejores críticas se llevó: Under the shadow.

  Ambientada durante la guerra de Irak, nos cuenta la historia de Shideh, una madre que debe cuidar sola a su hija en un edificio con cada vez menos vecinos debidos a los constantes ataques, mientras su marido está en el frente.
 Su hija comenzará a hablar sola y objetos de la casa desaparecerán misteriosamente.

 Poco más se puede contar de esta película que se llevó tan buenas críticas en todos los festivales. La co-producción entre Qatar, Jordania y el Reino Unido nos ha dejado bien fríos.

 Llegamos a la mitad de la película deseando que apareciera algo, cualquier cosa sobrenatural o medianamente interesante. El drama de guerra está muy bien, pero no es lo que se nos vendía. Tras el lentísimo arranque, la película entra a duras penas en temas de “fantasmas” y espíritus de la mitología local, pero ni aún así consigue mantener el interés. Los pocos sustos que tienen son de aquellos que engañan, haciendo que todo ha sido un sueño. Varias veces. Hacia el final tenemos un par de escenas interesantes. Demasiado poco, demasiado tarde.

En general, una película muy aburrida, cuyo punto de interés es la guerra y no la trama sobrenatural con la que se promociona.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑